Este mes he estado compartiendo en mis redes mucho contenido sobre autocuidado, varios post, stories e incluso hicimos un webinar, que puedes ver aquí. Cuando tienes peques el autocuidado cambia, porque tienes unas personitas a cargo y por un lado, merecen tu mejor versión, y por otro lado, pasar tiempo con ellos y ellas, mejor dicho, cuidarlos en todos y cada uno de los preciosos sentidos de la palabra cuidar. Cuidar física y emocionalmente, proveerles un hogar que además sea CASA para toda la vida, parece que es incompatible una necesidad con la otra. Yo estuve un tiempo en ese hilo finito de trapecista intentando mantener el equilibrio hasta que llegué a la conclusión de que poder satisfacer sus necesidades, primero tenía que satisfacer las mías. Algo por otro lado, muy lógico, y por el otro lado, que se olvida en la exigencia que supone ser madre (o padre). Por eso para mí, autocuidado es cambiar el chip, vivir el presente, el aquí y ahora, vivir cada momento juntas como un privilegio y no como mero trámite. Autocuidado no tiene porque ser algo a hacer sin nuestros hijos e hijas, podemos conciliar también en eso.

Y por supuesto no te tienes que forzar a practicar el autocuidado, no se trata de añadir un cuadradito más a tachar en nuestra lista interminable de tareas, más bien significa hacerte la vida más fácil, más bonita, más calmada y en definitiva disfrutar de los momentos de serenidad el máximo tiempo posible, porque así, cuando venga la ola de caos (que vendrá jiji), podrás susurrarla en vez de ahogarte.

Llevo un mes probando un pack de cursos (Bundle) y hoy quiero compartírtelo,

 

 

Es raro que yo haga publi, si lo comparto es porque siento que merece mucho la pena y porque además los agradecimientos que recibí del anterior bundle fueron brutales (y además los ingresos me permitieron continuar este proyecto, así que triplemente agradecida).

En breve te cuento todo pero antes quiero hacerte una pregunta

¿Por qué no nos cuidamos?⁣⁣⁣⁣ ¿por qué no te cuidas?
⁣⁣⁣⁣

El otro día hice esa pregunta y vi las dos caras de una misma moneda:⁣⁣⁣⁣
⁣⁣⁣⁣
No tener en quien delegar (falta de tribu, ¿o no querer delegar porque no estamos aún para soltar esa necesidad de control)⁣⁣⁣⁣
⁣⁣⁣⁣
Sentirse culpable (como los cuidados no se remuneran, ni se RECONOCEN, lo que hago es invisible, no es importante, no me permito SER, y además, como se nos ha educado en la exigencia, no nos permitimos sentirnos vulnerables y reconocernos imperfectas)⁣⁣⁣⁣
⁣⁣⁣⁣
⁣También hay veces que se juntan cosas, -como mis peques que se han ido turnando para coger (y pegarme) sus virus -, picos de trabajo, mudanzas, dolencias..⁣⁣⁣⁣
⁣⁣⁣⁣
⁣Para la primera opción, aparte de un cambio social y político -es lento-, tenemos 2 opciones, centrarnos en la queja constante o centrarnos en las soluciones, que pueden ir desde tomar decisiones que nos hagan la vida fácil (desde reduciones de jornada a batch cooking) hasta creernos que la conciliación también pasa por entender que el autocuidado puede ser CON los peques (y puede ser desde tomar algo en un sitio donde estén a gusto hasta compartir nuestras aficiones con ellos y ellas o incluso buscar nuevas aficiones comunes).⁣⁣⁣⁣
⁣⁣⁣⁣
⁣Para la segunda opción, escribí una hace tiempo una newsletter “Sentirse culpable es un peaje para creernos perfect@s” que en un ratín llegará las personas que se apuntaron para ver el webinar (aún puedes https://tigriteando.com/webinar/ ). ⁣⁣⁣⁣
⁣⁣⁣⁣
⁣Para la tercera opción, la mirada de la gratitud es divina: fui a una entrevista con el pelo sucio, el abrigo sucio y las cejas sin depilar, porque estuve haciendo un webinar con vosotr@s, porque salté en unos charcos chulísimos y porque ya me permito que me de igual ) No estoy durmiendo porque mis peques están malitas a turnos, y tengo el privilegio de acunarnas y ponerlas en mi pecho para ayudarlas a regular su temperatura.⁣⁣⁣⁣
⁣⁣⁣⁣
⁣Si con un beso tuyo se curan sus heridas, que no harías tú poniéndote en primer lugar, siendo lo más importante de TU vida (en el fondo autocuidado es darte tú un beso en TUS heridas), porque cuando te dedicas tiempo, te reconoces importante, valiosa. Y cuando eso sucede, todo también puede ser diferente (como decía Adler)

Y este bundle puede ayudarte en que todo sea diferente. El otro día en el seminario que compartimos online (puedes verlo aún aquí) os propuse dibujar un círculo y dividirlo en tres porciones:

Y pensar que necesidades estabas necesitando cubrir y como podemos cubrirlas.

Como mis peques llevan unas semanas turnándose los virus y pagándomelos jiji yo pensé claramente que lo que más necesitaba era salud. Pero hace unas semanas, también pensaba que necesito aliviar un poco mi (nuestra) carga mental, y nos vendría bien organización para cocinar de forma más eficiente, que se lleva un montón de tiempo en nuestras vida. Y finalmente pensé que como últimamente tengo mucho trabajo, estoy algo estresada, y aunque voy dos veces a la semana a yoga, me vendría bien alguna sesión más, y como no tengo más huecos sin peques, pues he empezado a meditar CON ellas de forma habitual, especialmente Emmita, siempre está dispuesta 🙂

Se trata de buscarnos los truquis y sé que este Bundle puede ayudarte:

 

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close