Hoy tengo el honor de presentaros en el blog un proyecto precioso, que yo tendría que estar conociendo estos días, y no va a poder ser TODAVÍA. Es un proyecto Montessori, cerca de Pamplona, en el que participa como guía mi formadora como guía de Taller, Silvia y sus tres compañeras. Hoy, día del medio ambiente, creo que es el momento de reinvindicar un nuevo tipo de educación en el que la naturaleza forme parte de la vida de nuestro gran tesoro: la infancia. Os dejo con ellas 🙂

Nombre del centro: ASOCIACIÓN NALÚA MONTESSORI

Orientación pedagógica: MONTESSORI

Tipo de centro: Privado/Concertado/Público PRIVADO

Etapa: Infantil 0-3, infantil 3-6, Primaria, ESO, Bachillerato COMUNIDAD INFANTIL (18 MESES-3 AÑOS), CASA DE NIÑAS Y NIÑOS (3-6 AÑOS) Y TALLER 1 (6-9 AÑOS)

Ubicación: CCAA, Provincia, Ciudad GORRAIZ (VALLE DE EGÜES), A 15 MINUTOS DEL CENTRO DE PAMPLONA.

¿Cómo surgió la idea de crear vuestro centro?

La idea de crear Nalúa surgió hace cinco años mientras terminábamos nuestra formación como guías Montessori. En ese momento sentimos la necesidad de crear un proyecto en Pamplona en el que todo lo que a nosotras nos estaba fascinando y cambiando la vida, llegase a nuestra comunidad.

Comenzó como un sueño lleno de esfuerzo, respeto e ilusión que se fue materializando y haciendo realidad gracias al apoyo de familias, amigos y todas las personas que poco a poco fueron confiando en nosotras y en el proyecto.

¿Por qué os decidisteis por esa pedagogía?

En realidad, fue el amor por la filosofía Montessori el que nos llevó a crear Nalúa, por lo que fue una decisión natural.

Principalmente porque creemos en la infancia como el más poderoso agente transformador y en la Educación para la Paz como la misión principal de cualquier escuela y sociedad.

Se trata de una pedagogía que se construye desde el respeto por la individualidad y genuinidad de cada persona, que confía en los niños/as y desde ahí, los acompaña en el descubrimiento del mundo y de sí mismos/as. Cuando descubres que Montessori es una ayuda para la vida, todo encaja y no hay lugar para las dudas.

¿Cuál es la implicación de los padres en el centro?

Creemos que es fundamental establecer una relación directa y de confianza entre las familias y el equipo educativo, por lo que la comunicación es frecuente.

Bimensualmente, realizamos encuentros pedagógicos donde el equipo educativo y las familias se juntan para dialogar, debatir o compartir experiencias en torno a diferentes temas.

Las familias también tienen la posibilidad de participar en la escuela trayendo propuestas de talleres que se valoran y se acuerdan con las guías.

Más allá de esto, entendemos que la situación de cada familia es diferente por lo que la implicación y participación es voluntaria y siempre hasta donde la familia puede o quiere.

¿Cómo es el periodo de adaptación?

Para nosotras es importante que la familia sea consciente de que el llamado “periodo de adaptación” comienza desde el momento en que toman la decisión de que su hijo o hija acuda a un centro educativo.

A partir de ahí y siguiendo nuestra idea de respeto y cuidado mutuo, la adaptación se lleva a cabo siguiendo el proceso de cada niño/a en particular.

Sí que en todos los casos se empieza con un horario y grupo reducido, con la persona de referencia en un lugar accesible para la criatura…

Para nosotras es muy importante que el equipo educativo observe, guíe y acompañe a la familia a lo largo de todo el proceso de integración y pertenencia del niño o niña en el aula.

¿Cómo y cuándo se evalúa el desempeño de los alumnos?

La evaluación es un proceso muy interiorizado en la pedagogía Montessori. Quizá la palabra en sí nos lleve a engaño y a ideas preconcebidas, pero la evaluación no es más que la observación del lugar donde se encuentra en este caso el niño o niña para, a partir de ahí, tomar las decisiones pedagógicas oportunas y necesarias en su camino para su proceso de crecimiento personal, emocional e intelectual.

Esta observación es nuestra principal herramienta de trabajo, y se realiza día a día, lo que hace que el proceso de evaluación sea continuo y permanente.

El trabajo diario con el material, la elaboración de proyectos personales, la autoevaluación, las observaciones tanto internas como externas, son nuestras herramientas evaluativas.

¿Cómo trabajan los niños? ¿Cómo se distribuye la jornada en un día normal?

Los niños y niñas de Comunidad Infantil y de Casa de Niños y Niñas tienen un horario flexible de entrada desde las 9:00 a 9:30, en Taller la entrada es para todos a las 9:00.

Según van llegando hay un momento de círculo donde nos saludamos y nos damos los buenos días o pueden ponerse directamente a trabajar.

A partir de ahí, comienza el trabajo propio de cada ambiente.

El exterior es también un espacio de trabajo, por lo que está disponible para los niños y niñas. La experiencia directa con la naturaleza y la libertad de movimiento es algo muy importante en Nalúa.

A media mañana, paramos para almorzar todos juntos. El momento del almuerzo es muy interesante; más allá de una necesidad básica, es algo totalmente social y cultural donde los niños y niñas comparten, expresan y crean comunidad. En función de la edad, los niños y niñas tienen distintas responsabilidades en este momento: participan poniendo la mesa, repartiendo, recogiendo y limpiando.

Después del almuerzo generalmente es el momento de las propuestas: talleres, excursiones, sala de movimiento…

El día termina con otro círculo de despedida.

¿Hay tareas para casa? ¿Obligatorias u opcionales?

En Nalúa no hay tareas como las entendemos comúnmente.

Lo que sucede, y más habitualmente en la etapa de Taller, es que los niños y niñas amplían lo que están trabajando e investigando más allá de la escuela y hay ocasiones en las que se les pide que pregunten o busquen información sobre temas concretos.

¿Cómo es la atención a la diversidad para niños de NEE?

Una de las grandes riquezas de la educación Montessori es que, por su propia esencia, respeta los ritmos, intereses y maneras de aprender de todos los niños y niñas.

Entendemos que cada persona tenemos unas necesidades emocionales, sociales, cognitivas distintas y que, además, varían en función de cada periodo vital. Por ello, tratamos de acompañar a cada niño/a desde lo que trae y lo que necesita en cada momento.

Sin embargo, desde Nalúa somos también muy conscientes de nuestras propias limitaciones como proyecto. Aunque contamos con profesionales externos a los que recurrir en determinadas ocasiones, los recursos humanos con los que contamos dentro de la escuela hace que tengamos que valorar cada caso concreto y asumir si responsablemente, podemos proporcionarle aquello que necesita.

¿Cómo se resuelven los conflictos?

Tomamos los conflictos como parte de la vida, algo natural y positivo para el desarrollo emocional.

Los conflictos nos ayudan a relacionarnos en sociedad, a empatizar y a identificar emociones entre muchas otras cosas.

Como cualquier aprendizaje, la experiencia es la que nos irá aportando las herramientas necesarias para poderlos resolver y tenemos la confianza en que los niños y niñas en muchas ocasiones pueden resolver sus problemas con una mínima intervención.

Acompañando en el proceso de identificar y expresar la emoción y ayudándoles en el descubrimiento de herramientas para la resolución del conflicto.

¿A cuánto ascienden las cuotas? 

La cuota mensual es de 360€ por niño/a.

Hay descuento por hermanos/as.

¿Algo más que os apetezca contarnos?

El 10 de junio haremos una jornadaa de puertas abiertas, cualquier persona que esté interesada en conocer Nalúa puede escribirnos a info.naluamontessori@gmail.com o a través de las redes sociales. Tenéis toda la información aquí

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close